Abuso de menores, un tema del que se tiene que hablar más abiertamente en la comunidad latina, según psicólogo clínico

SAN DIEGO.- “El abuso contra los niños es un gran problema en nuestro país, estado y ciudad”, indicó el psicólogo clínico Jesús Herrera, para Rady Children’s Hospital de San Diego.

En 2014, Herrera comentó que en Rady Children’s vieron 2 mil nuevos casos de abuso de menores de edad, mientras que la organización nacional Child Help indica que en Estados Unidos anualmente se reportan más de 3 millones de casos, envolviendo a cerca de 6 millones de niños.

“Las estadísticas son alarmantes, y desafortunadamente nuestra comunidad tiende a no hablar mucho al respecto. Es un tema que hace sentir incomodo, pero el problema continua”, dijo el psicólogo.

Con el fin de concientizar a la comunidad sobre la importancia de prevenir el abuso, en este Mes Nacional de Prevención del Abuso de Menores, Herrera dijo que los latinos en general tienen que hablar más abiertamente a cerca del tema, “porque puede ser muy fácil ignorarlo”.

“Es necesario aumentar el conocimiento en nuestras comunidades sobre al abuso de menores, de ofrecer herramientas a las familias para que lo prevengan”, añadió.

Herrera explicó que hay diferentes clases de abuso de menores, incluyendo sexual, físico, negligencia emocional y el que sean expuestos a situaciones de violencia.

La negligencia emocional es cuando no se le expresa afecto al niño, dijo Herrera. Es cuando no se le da calor al pequeño para poder desarrollar un apego a sus padres o tutores.

“Para los niños el afecto emocional es lo esencial en la vida, tienen que tener apego con las persona que los aman. Tiene que haber una estructura emocional en el hogar, puede haber consecuencias graves si no reciben este afecto”, enfatizó el psicólogo clínico para Rady Children’s Hospital.

Herramientas para prevenir el abuso sexual en menores

• Para prevenir abuso sexual, Herrera indicó que es importante que los padres platiquen con sus niños y les enseñen a proteger sus cuerpos, que les expliquen que nadie les puede tocar de manera incomoda.

• En general, Herrera insta a los padres de familia a que siempre estén atentos de lo que está pasando en la vida de sus hijos, que es importante preguntarles cómo se sienten alrededor de ciertas personas, pues el abuso sexual 80 por ciento del tiempo sucede entre niños y adultos que se conocen.

• Y Herrera resaltó que es crucial escuchar y creerle a los niños si llegaran a reportar algún tipo de abuso, pues les debe de haber tomado mucho valor hablar, muchos temen que les vayan a castigar.

“Siempre apoyen y amen a sus hijos, sean sus maestros de vida y constantemente recuérdenles que nadie tiene el derecho de lastimarles”, dijo el psicólogo.

Herrera igualmente incita a la comunidad a unirse a la prevención de abuso a menores, les pide que si saben de algún niño que se encuentra en una situación de abuso que reporten a las autoridades o por medio de la Child Abuse Hotline del Condado de San Diego (800-344-6000).

“Tenemos una gran responsabilidad como seres humanos de ayudar a un niño o niña que no pueda defenderse por si mimos, hay que protegerles. El no quedarse callados frente al abuso realmente puede tener un gran efecto en la vida del menor, les podría mejorar la vida”, agregó.

Para los padres o tutores bilingües, Herrera compartió que el sitio de Internet de The National Child Traumatic Stress Network cuenta con diferente información sobre el bienestar de los menores.

El psicólogo clínico Jesús Herrera forma parte del equipo de The Chadwick Center de Rady Children’s Hospital, un centro que se enfoca en la defensa de los niños y tratamiento de trauma. Informes sobre este lugar en www.chadwickcenter.org.

Ernesto López

Ellatinoonline.com