Y Dior nos trajo al mundo

Trapéze es su primera colección para la gran “Maison”, que sigue a la perfección el estilo del maestro, con una silueta de pirámide invertida, pero tras este desfile sigue otra dirección y comienza a arriesgar e innovar en sus siguientes colecciones. Sube el largo hasta las rodillas y apuesta por unos diseños más cerca de lo conocido por “pret a porter”, que no es muy bien recibido por la alta costura.

Durante el tiempo que estuvo Saint Laurent como director creativo de la firma, algunos de sus diseños más destacados son: Bonne Conduit, un vestido gris midi, con una larga lazada al cuello que hace referencia a su propio nombre “buena conducta”; Amide, vestido corto ceñido a las piernas y de tul bordado y Cascade, vestido corto de seda rosa, con un lazo a la cintura; o la chamarra de cocodrilo y visón negro, que diseño durante 1958-1960.

MARC BOHAN

El modista parisino más longevo en la historia de Dior es Marc Bohan, que tiene en la actualidad 90 años, pero quizá el menos conocido. Llegó a Dior en 1960, para aportar algo distinto que todavía no se había visto en la firma.

En sus tres décadas diseñando para la gran firma, Bohan consigue mantener la clásica elegancia de Dior y su espíritu refinado, al que le añade poco a poco un aire fresco y juvenil con tintadas románticas.

Lazos, sencillas líneas e incluso estampados de flores, definen al modisto, que introduce conceptos como “Slim Look”, con una colección enfocada a los años veinte, o “Look Pop” inspirada en los sesenta.

Bohan es el equilibrio entre la moda contemporánea y la simplicidad clásica de casa de modas, que pudieron lucir damas de la alta sociedad como Jacqueline Kennedy, estrellas de Hollywood como Briggitte Bardot o la actriz y princesa estadounidense, Grace Kelly.

GIANFRANCO F…RRE

También conocido como el arquitecto de la moda o “Frank Lloyd Wrigth”, Gianfranco Ferré aporta a la “Maison”, no solo su pasión por la arquitectura, sino también por Oriente, que reflejan su lado más extravagante.

Arquitectura y emoción es lo que definen los ocho años del italiano al frente de Christian Dior, desde que empezó como creativo en 1989.

Ferré, que veía el lujo como algo totalmente necesario en la vida, supuso un fuerte impacto para la firma en colecciones que dieron un giro a las siluetas originales de los años cuarenta y cincuenta, para volver a faldas voluminosas que remarcaban la cintura.

JOHN GALLIANO

La pomposidad y exuberancia en persona que termina con toda la simplicidad que Ferré aporta a la “Maison” llega con John Galliano cuando se incorpora a la firma en 1996. En cada uno de sus desfiles, o más bien espectáculos, siempre existe un factor común: el exceso en cada una de las prendas.

El gibraltareño, formado en la escuela de diseño británica Saint Martins, da rienda suelta a su creatividad y refleja en las pasarelas su amor por el teatro y la falta de sentido practico, que le convierten en el auténtico “showman” de Christian Dior.