Presenta Asambleísta Lorena González paquete de proyectos de ley para empoderar a las víctimas de acoso sexual en el lugar de trabajo

SACRAMENTO.- La asambleísta del estado de California Lorena Gonzalez Fletcher (D-San Diego) anunció hoy que presentará un paquete de proyectos de ley para empoderar a las víctimas de acoso sexual en el lugar de trabajo.

La legislación facilitará a las víctimas luchar contra el acoso sexual en el lugar de trabajo. También proporcionará más protecciones para los empleados, particularmente aquellos en trabajos de servicio de salarios bajos, que se preocupan por enfrentar represalias por reportar abuso.

Uno de los proyectos de ley prohibirá a los empleadores de California obligar a los trabajadores a firmar acuerdos que exijan que un empleado presente un reclamo de acoso sexual mediante arbitraje, donde las probabilidades de que la víctima obtenga justicia se reducen en gran medida.

"Retirar sus derechos de demandar por acoso sexual como condición para conseguir un trabajo es simplemente inmoral y ha enfriado la reforma en el lugar de trabajo. Nadie debería ser forzado a un arbitraje para obtener un trabajo".", dijo la asambleísta González Fletcher. "

Artimañas legales

Los acuerdos de arbitraje forzado se han convertido en una herramienta común de los empleadores que buscan evitar que los empleados presenten una demanda o, en casos de acoso sexual, reclamos de la Ley de Vivienda y Empleo Justo que se presenten ante el estado.

En cambio, los empleados que firman estos acuerdos se ven obligados a pasar por el proceso de arbitraje con cualquier queja de acoso sexual. Un informe de 2015 de la Federación de Trabajadores de California describió este proceso como "un sistema manipulado ... en el que un empleador paga por sus propios árbitros que luego escuchan las disputas en privado".

Como se puede imaginar, este proceso rara vez resulta en justicia para un trabajador explotado ". Los trabajadores a menudo ni siquiera se dan cuenta de lo que están firmando cuando celebran estos contratos como condición para el empleo.

En el arbitraje forzado, cualquier acuerdo a menudo requiere que la víctima se abstenga de discutir el caso públicamente. En un lugar de trabajo con una cultura de acoso sexual, estos acuerdos de arbitraje son particularmente tóxicos, permitiendo que el comportamiento abusivo continúe sin control.

Protección vs. represalias laborales

La legislación también incluirá un proyecto de ley general diseñado para proteger a todos los trabajadores contra represalias, particularmente aquellos en trabajos de servicio de bajos salarios, donde el acoso sexual es un problema constante.

Este proyecto de ley facilitará la presentación de informes, penalizará a los empleadores que no tomen medidas contra los hostigadores y fortalecerá las disposiciones contra la represalia de todos los trabajadores. Entre otras cosas, el proyecto de ley creará una línea directa para que un trabajador pueda denunciar el acoso a la Oficina del Comisionado Laboral del estado.

"Estos proyectos de ley brindarán protección adicional a todas las víctimas potenciales, especialmente a los empleados más vulnerables, aquellos que luchan por llegar a fin de mes en trabajos de servicio con salarios bajos", dijo la asambleísta González Fletcher.

"Con demasiada frecuencia, estos trabajadores tienen demasiado miedo y son demasiado impotentes para informar lo que les sucedió. No se les debería obligar a elegir entre mantener un techo sobre su cabeza y soportar un ambiente de trabajo abusivo".