Como “necio e inmoral” califica Líder del Senado de California decisión de Trump de eliminar el TPS

SAN DIEGO.- “Separar inhumanamente a cientos de miles de inmigrantes legales de sus comunidades, familias y niños, es algo necio e inmoral. La administración Trump está siguiendo una agenda de animosidad racial que divide a Estados Unidos y nos debilita”.

La anterior afirmación la hizo Kevin de León, Líder del Senado de California, en referencia a la eliminación del Estatus de Protección Temporal (TPS) para 200,000 ciudadanos salvadoreños.

Luego de señalar que California el hogar de la mayoría de los inmigrantes salvadoreños, dijo que asignaron $45 millones para financiar servicios legales a inmigrantes de California, “por lo que cualquier persona afectada por (esta) decisión de la administración de Trump, debe contactar a un abogado de inmigración”.

En el mismo sentido en una teleconferencia de prensa, activistas, expertos, representantes de la comunidad empresarial, la comunidad salvadoreña y tepesianos (beneficiarios del TPS) condenaron “la inescrupulosa decisión del gobierno de Trump de terminar el Estatus de Protección Temporal (TPS) para 200,000 salvadoreños y pidieron al Congreso tomar acción y promover una legislación que brinde un estatus migratorio permanente para los salvadoreños y otros inmigrantes con TPS”.

Royce Murray, director de política del Consejo de Inmigración de Estados Unidos, dijo: “comenzamos el 2018 con una decisión trágica que pone fin al estatus legal de 200,000 salvadores que han vivido y trabajado legalmente en este país por 17 años. De estos, 37,000 empleados en la construcción de hogares y ciudades estadounidenses, y en los últimos meses la reconstrucción de comunidades devastadas por los huracanes en Texas y Florida, y por incendios forestales en California. Así mismo 22,000 de estos tepesianos trabajan en la industria de restaurantes y alimentos. Han estado aquí por tanto tiempo que los trabajadores calificados y experimentados ahora en puestos gerenciales”.

Murray agregó que ““La mayoría ha vivido aquí por más de 20 años y han criado familias. Casi 200,000 niños ciudadanos estadounidenses dependen de uno o más padres de TPS. El 34 por ciento de los salvadoreños beneficiarios de TPS son propietarios de viviendas y paganas hipotecas. Y no olvidemos: estos beneficiarios son monitoreados por el gobierno y no hay riesgo a la seguridad pública. Han sido examinados 11 veces desde que se les otorgó”.

Cristian Chávez Guevara, salvadoreño tepesiano radicado en Houston, TX dijo: “Mi esposa es una ciudadana estadounidense al igual que mis hijos. También crié a mi primo porque su madre fue deportada cuando era joven. ¿Qué voy a hacer ahora? ¿Cómo voy a decirles que tengo que irme viviendo una vida normal durante 17 años, pagando impuestos y trabajando; queremos continuar nuestras vidas aquí”.

Recibí capacitación en informática y el estado trabajando en ese campo desde que tenía 21 años. Él fue responsable y he aprendido la industria. Él hizo lo que un inmigrante debería hacer. Es difícil llegar a una situación ahora después de 17 años con una vida normal. Amo a este país, queremos continuar nuestras vidas aquí “.

De acuerdo con Frank Mora, directo del Centro Kimberly Verde para Latinoamérica y El Caribe de la Universidad de la Florida (FIU, por sus siglas en inglés), El Salvador se encuentra entre los países más violentos del mundo, con las tasas de homicidios más altas del planeta.

Servicios El Latino

Ellatinoonline.com