Cae un mito; decisión de la corte exhibe a Bill Cosby como un violador en serie y no como “El papá de América”

SAN DIEGO.- Durante décadas, Bill Cosby impartió lecciones de moral a la comunidad negra de los Estados Unidos, hoy se encuentra bajo prisión domiciliaria por agresión sexual en espera de una condena que lo llevaría a terminar sus últimos días en la cárcel.

El Show de Bill Cosby se estrena en 1984 en la televisión estadounidense mostrando una familia de raza negra que ha logrado el sueño americano. Atrás quedaron los programas de papeles secundarios y roles estereotipados para los actores afroamericanos. La nueva serie compite en audiencia con Dallas y Dinastía del público anglosajón.

La serie muestra a una familia negra feliz, los Huxtable, cuyos integrantes se comunican empleando un registro lingüístico propio de la clase media alta de raza blanca y cuyos hijos pueden acudir a la universidad sin apuros económicos ni el estigma de la discriminación.

En medio del éxito del programa, su creador y principal protagonista Bill Cosby se vuelve inmensamente rico. La revista Forbes lo incluye en la lista de los 400 estadounidenses más ricos. El primer negro el lograr tal distinción.

Del éxito televisivo Cosby pasa a otros escenarios en los que replica la moral de los Huxtable.

Cosby, quien nació en Filadelfia en 1937, llegó a ser no sólo un actor famoso y querido, sino todo un símbolo de los Estados Unidos durante medio siglo en gran medida por reforzar la idea de que las familias afroamericanas podían ser tan respetadas como las de raza blanca.

En la cúspide de su popularidad e influencia comunitaria se convirtió en un defensor de la moral y el azote de las malas costumbres.

Ante la opinión pública Bill Cosby se mostraba inflexible contra aquellos que caían en las tentaciones mundanas.

De pronto, todo se derrumbó. El juez Steven O’Neill ha decretado su arresto domiciliario acusado de atacar sexualmente a una mujer luego de drogarla. También ha recibido muchas denuncias similares en su contra. A sus 80 años de edad, Cosby podría terminar los últimos días de su vida tras las rejas.

Resulta increíble que ahora que se conoce su condena y las múltiples denuncias en su contra, Cosby fuera capaz de ir por la vida predicando lecciones de ética y criticando a quienes, desde su perspectiva, desprestigiaban la imagen de las familias afroamericanas como las madres solteras negras y los jóvenes vestidos con ropa extravagante.

Triste final para un hombre que llevó una doble vida, por un lado la de un moralista y, por otro, la de un violador en serie.

Michelle Salazar

Ellatinoonline.com